27 February 2018

La labor de enseñar vs la labor de crear

Desde el año pasado hemos venido tomando una decisión muy importante mi esposo y yo.
¿Qué queremos para nuestro futuro?

Hace poco más de 5 años creíamos que habíamos encontrado nuestra vocación y un buen lugar para trabajar, vivir y criar a nuestra familia. Aunque yo siempre supe que quería más profesionalmente y que mi esposo tal vez no estaba destinado a la docencia e investigación, pero el siempre me insistía en que sí, que esto era lo que quería.

Desde el verano pasado, después de insistir en empezar el proceso de planificar a dónde iríamos de sabático, mi esposo reconsideró y (a pesar de que yo ya estaba haciendo planes) me pidió que intentáramos regresar al viejo continente a tener la aventura de experimentar el trabajo como desarrollador de software (en su caso).

Yo, como toda loca de los viajes y muy a mi pesar por que ya había empezado a planear y me estresa muchísimo cambiar de planes, le seguí inmediatamente el rollo no sin antes hacerle un panchote :-P y luego intentando averiguar las posibilidades que podríamos tener en Alemania principalmente.

También, por mi parte, intenté buscar la oportunidad de hacer un postdoc en Alemania, pero mi intento fracasó rotundamente. Tampoco me será posible en México, al menos no becada.

Ahora bien, aquí viene lo interesante del asunto... Al darme cuenta de que la oportunidad la quería buscar el en esta ocasión, de que posiblemente esta aventura podría cambiar rotundamente nuestro futuro y de que yo tendría que adaptarme al lugar y momento de su oportunidad, e incluso también buscar opciones en la empresa donde el encontrara... pues resulta que me dio por recordar cuando disfrutaba hacer investigación y programar por el mero hecho de resolver problemas.

La enseñanza me apasiona la verdad y me encanta sorprender a mis alumnos, aconsejarles, exigirles... preparar ejemplos interesantes... escuchar y leer sus locuras... pero, sobre todo, ver como mejoran continuamente y se van de aquí siendo excelentes profesionales, incluso mejores que yo, pero aún así orgullosos de sus profes.

¿Contras de la enseñanza y la investigación en México???

  • Lo alumnos vienen super mal del bachillerato (la mayoría), la educación (incluso universitaria) es muy paternalista lo que hace que me lleguen a la maestría o a noveno y décimo semestre con la intención de que les dé todos los contenidos masticaditos.
  • La investigación está super burocratizada priorizando la publicación de artículos en revistas JCR por sobre las patentes o las aplicaciones en problemas económicos y sociales relevantes que, aunque tardan más tiempo en desarrollarse, tienen mayor impacto.
  • Las oportunidades para las mujeres son ínfimas, a menos que, te dejes de lado a ti misma, tu salud y a tu familia por cumplir con todos los requerimientos de tu institución y la investigación.
  • Ssobrecarga laboral con respecto a cuestiones administrativas y docentes lo que deja poco margen para hacer investigación relevante a menos que, de nuevo, le quites ese tiempo a ti misma, tu familia y, en general, cualquier tipo de vida ajena a la universidad.
  • Por si esto no fuera ya mucho, mi edad y elecciones de vida, ya no me permiten cursar un postdoc becada por ninguna institución del gobierno mexicano o acceder a proyectos financiados por el mismo.

En resumen... mi carrera investigadora está estancada y está en chino superarme a menos que cambie mi situación laboral actual.
Así o más claro?
Deprimente, sí, pero también realista.

Ahora bien, ¿podría conformarme y seguir con mi sueldo actual tan tranquila dando clases y haciendo lo posible por sacar algo de investigación de calidad moderada y poco reconocida? Sí. Tranquilita. Ya tengo mi casa, mis hijas están creciendo, puedo tener relativo tiempo libre...

Pero, ¿pasaría mis días tranquila sabiendo que realmente estoy aportando eso que tanto predico a mis alumnos? ¿tendría en este trabajo la flexibilidad de darles también el tiempo que se merecen a mis hijas, mi salud y mi marido antes de que sea demasiado tarde? Es posible que sí... pero ya no estoy tan segura.

Creo, por lo tanto, que la decisión de mi marido, aunque todavía no se concreta, ha sido la más atinada. Renovarse, replantearse otras posibles opciones de vida, afrontar retos personales y profesionales... todas esas situaciones son las que llevan a que la vida tenga sentido, más no por ello que sea más placentera ya que todo ello implica esfuerzo. Pero como les digo a mis alumnos: "me encantan los problemas!!!" "me encanta complicarme la vida" "resolver problemas es parte de la vida"

Así que a aplicarlo mamacita??? o no?

Gracias a Dios que tengo la oportunidad de tener esa experiencia sin dejar la estabilidad económica que mi familia necesita, al menos por un año. Aunque más bien la experiencia la tendrá mi esposo y luego ya yo veré si le puedo seguir el rollo :-P Por que lógicamente alguien (normalmente, y en este caso no es la excepción) se tiene que encargar de la adaptación de las nenas.

Pero, ¿qué son seis meses comparados con la posibilidad de poder vivir esta aventura?

Crear para una empresa a través de la investigación de las mejores formas de renovar y actualizar sus procesos o los de sus clientes a través de la tecnología. Eso es lo que me motivó en un principio a estudiar la carrera de Ciencias de la Computación. Crear programas que puedan ser de utilidad y no meros prototipos. Que aunque son una pequeña parte de un todo, sirven para mejorar "algo".

Y tu? qué prefieres? enseñar o crear?

22 November 2016

La alimentación infantil - El empacho

Leyendo la información que comparte en facebook mi buena amiga Adriana Fernández de Castro me encuentro con una opinión muy extendida entre las mamás de mi generación:
"Los niños, desde los seis meses de nacidos, deben comer la misma comida que el resto de la familia"
Oh cielos!!! no estoy del todo de acuerdo y eso se lo debo a esta maravillosa cultura Oaxaqueña en la que me desenvuelvo.

Aquí mi experiencia:

Mi hija mayor sufrió de trastornos digestivos continuos al seguir este método hasta casi los tres años, no encontrábamos la razón y no queríamos culpar a nuestra decisión de darle lo mismo que nosotros comíamos.

Al empezar a introducir comida "normal" a nuestra hija más pequeña (esto es después de que cumplió un año de nacida), ella empezó también con continuos trastornos digestivos.

¿Qué fué lo que nuestra homeópata y nuestros nuevos vecinos con firmes raíces mixtecas y zapotecas nos dijeron?
Que la niña estaba empachada....
Pero ¿qué es eso del empacho?
Pues a grandes rasgos resulta que se supone que algo se les "pega" en su estómago o intestinos y no deja que el proceso digestivo se lleve a cabo de una manera adecuada, causando desnutrición, baja de defensas, diarreas intermitentes y deshidratación en casos extremos.

La primera vez que purgaron a mis hijas lo hicieron con una mezcla de aceite de ricino y diversas hierbas que tenían que tomarse. Además de una sobada de la viejita en donde les truena los huesos de la espalda.
A Yuyu le vino bien a pesar de que vomitó, pero Ita se me puso muy grave.

La segunda vez los primero fué una cucharada de aceite de oliva en ayunas, lo segundo una buena sobada en todas las coyunturas de su cuerpo con una pomada de pan puerco y la tercera de nuevo la sobada pero terminamos con una untada de manteca con carbón activo que se envuelve con unas vendas con hierba santa y se le deja toma la noche. Al día siguiente lo saca todo todo y hay que estarla hidratando mil, los siguientes tres días hay que darle comidas super ligeras, casi de bebita que empieza a comer... y santo remedio.

Nosotros ya logramos distinguir el olor del popó cuando están empachadas, y José dice que hasta la carita con los ojitos hundidos.

Yo creo, y con esto concluyo, que los niños:
  • Cuando son niños de tres años en adelante sí pueden comer lo mismo que el resto de la familia adulta, con contadas excepciones. 
  • Creo que la comida "especial" debiera ser preparada en casa con ingredientes naturales.


Y ¿por qué hablo de "comida especial"? Pues por que cosas como los granos de elote, las lechugas, la piel de algunas frutas o verduras y sus semillas, si no están molidos pueden provocar trastornos digestivos al estómago de los niños más pequeños. Por otro lado, los frutos secos y granos enteros pueden asfixiar a los niños a los que todavía no les ha salido la dentadura completa y no tienen manera de triturarlos adecuadamente.

28 October 2016

Recordando a Don Tacho

El día de hoy hay muchos festejos de cumpleaños de gente que estimo, quiero y admiro enormemente.
Pero también el día de hoy es el día de "no cumpleaños" de mi abuelo materno, Don Tacho.

¿Por qué? Por que ya hace mas de seis años que no nos acompaña en este mundo para celebrarlo.

Cuando el falleció yo me encontraba en España y no pude acompañar a mi madre en tan duro momento, así como tampoco creo tristemente que pueda compañarla si fallece mi abuela. Cosas de la distancia... 

En realidad a mí no me tocó, que yo recuerde, celebrar ninguno de sus cumpleaños, sin embargo, siempre le hablaba por teléfono o híbamos a llevarle un regalo, a comer y a llevarle un poco de pastel a su casa. O, cuando vivía en Navojoa, le hablábamos por teléfono.

Pero desde que falleció, recuerdo siempre la última vez que nos vimos en la época navideña, como me abrazó, como me sonrió, como dijo que me quería y que me cuidara. Yo le dije que esperaba verlo la siguiente navidad. Nunca lo había visto tan cariñoso conmigo y así fué como se despidió, alegre, tranquilo...

Los recuerdos de su cariño cuando yo era más pequeña no están tan vívidos, solo recuerdo su jardín, tan grande y hermoso... su sala con el tocadiscos en el que le gustaba poner música o sentarse a ver la tele en esas televisiones más viejas que el en las que para cambiarle tenías que darle vuelta a una cosa que tenía al lado de la pantalla (ni control remoto, ni botones, ni nada)... el porche en el que le gustaba sentarse horas a platicar.

No me hacen falta todos esos recuerdos, por que con el recuerdo de la despedida es con el que me quedo... un hombre tranquilo, feliz, amable... un ejemplo de paz en la vejez.

Descanse en paz.

25 October 2016

El tío finito


Un buen hombre no tiene una definición concreta...

Hoy cumpliría años mi tío Rubén Armando Reynaga Valdez, el mayor de los hermanos de mi madre que falleció a principios de año debido a un trágico accidente y que marcó mi vida en muchos aspectos, para bien y para mal.

Muchos lo consideran un gran hombre y le hicieron, hacen y harán homenajes. 

Yo lo considero alguien que dejó huella en mucha gente, que admiró a gente con grandes ideas y las promovió, que ganó mucho dinero con una buena oportunidad, pero que dejó de lado a su familia por muchos años y ya no volivó a recuperarla por que simplemente no manifestaba interés alguno en ello, supongo que el pensaba que hiba a por causas más grandes.


Perdí contacto cercano con el desde los 7 años, lo recuerdo muy bien. Antes de eso, su hija menor era como mi hermana mayor, ella me enseñó a leer y escribir, ella me ayudó a integrarme a la primaria, con ellos pasábamos navidades sí, navidades no, eran vecinos y amigos, eran ejemplo... Pero hubo un malentendido entre mi padre y el y la separación fué durísima, tajante,... mi madre tuvo que decidir, "o tu marido, o tu familia" y su familia era su marido.

Sabíamos que seguían viviendo cerca, pero ya no nos visitábamos, ya no nos hablábamos, por "cosas de adultos". El ganó mucho dinero, sus hijos se fueron a estudiar a escuelas privadas, se cambiaron de casa a una mansión y ahí la brecha social se hizo notar aún más.

Diez años después... tuvo una cercamiento con mi madre debido a que gracia sa sus estudios ella podría ayudarlo a moldear adecuadamente lo que hoy es Mltiversidad Mundo Real (y vaya que lo hizo, a pesar de que su trabajo nunca fué debidamente reconocido), acercamiento que terminó pocos años después en desastre debido nuevamente a sus ideas acerca de mi padre. Tuvo la oportunidad de becarme como una excelente estudiante que siempre fui, pero prefirió becar a otros que lo necesitaban más. No se lo recrimino, eso me hizo más fuerte y me hizo darme cuenta de que no es necesaria una educación privada para poder ser una excelente estudiante, persona, investigadora, innovadora,... Me hizo valorar aún más los enormes lazos que tengo con mi familia y lo maravilloso del apoyo incondicional entre nosotros a pesar de que nuestras ideas acerca de cómo vivir la vida difieran.

Como dije al principio, me hizo sufrir ( sobre todo por ver el dolor que le causaba a mi madre), me dejó marcada de por vida. Pero me hizo más fuerte, más humana, más conciente del valor real del dinero, del conocimiento, de la familia.

Un gran abrazo a mi tío allá donde esté. Espero que su labor haya marcado más positivamente a muchas otras personas y que alguien la continúe.

21 October 2016

Día de San Rafael en Acatlán de Osorio

Yo no soy my de santos ni nada de eso... Pero la familia de mi marido en Acatlán de Osorio, Puebla sí que lo es y lo festeja en grande con el sacrificio cultural del recorrido de la danza de los Tecuanes.
En este recorrido tanto, niños, jóvenes, adultos y ancianos recorren la ciudad bailando esta tradicional danza y suben al cerro del Calvario en donde terminan con una hermosa ceremonia religiosa.

En la foto, el primo Emmanuel de nahual junto a su grupo de danzantes.

Ayer mi familia y yo fuimos a ver ese maravilloso espectáculo y lo disfrutamos tanto que no tengo fotos jajajaja.
Empezamos con un delicioso desayuno al lado de la catedral con las monjitas en donde nos aventamos un manjar de picaditas, quesadillas de tinga, arroz con leche, jamaica y para terminar un delicioso pozolo verde de hierba santa. Y luego salimos corriendo al frente de la iglesia para ver la procesión de casi 40 grupos distintos de danzantes de todas las edades (se recomiendan bloqueador, un buen banquito, gorro, sombrilla y agua). Las niñas encantadas aplaudiendo, bailando, haciendo como vaca y tigre (nahual o jaguar) y gritándoles a las brujas y los diablos y asustándose con el sonido del chicote. Luego fuimos "de compras" por el zócalo. Y finalmente a visitar a parte de la familia, sobre todo a aquellos que tienen niños chiquitos con los que se puedan divertir mis nenas y si vieran a mi Yuyu poniéndose la máscara de nahual y a mi Ita brinque y brinque en un caballito de su primo Milan.

Híbamos a irnos a eso de las cuatro y terminamos lléndonos a las 7 jajajaja. Agotados pero felices de compartir esta hermosa tradición con ellos, teniendo en cuenta que será bastante complicado estar presentes el día 2 con ellos.

Un abrazo a nuestros queridos Acatecos!!!